Los ingleses están disfrutando con todo la semifinal del Mundial ante Croacia. Y, tras la tempranera conquista de Trippier, que significó la apertura en el marcador, los fanáticos desbordaron de felicidad al punto tal de ¡tirar toda la cerveza al aire y "bañarse" en ella!

Comentarios