Durante el primer tiempo que protagonizaron Argentina y Brasil en el estadio Bicentenario de San Juan por la decimocuarta fecha de las Eliminatorias Sudamericanas rumbo al Mundial de Qatar 2022, Nicolás Otamendi protagonizó la jugada más polémica de la noche.

En el afán por proteger la pelota de Raphinha, el defensor de Benfica le dio un codazo en la boca al brasileño e incluso le provocó un corte que lo hizo sangrar.

El corte de Raphinha tras el codazo de Otamendi.

Cuando todo parecía que desde el VAR iban a alertar al árbitro Andrés Cunha de la falta para que analice si era o no para roja, desde el videoarbitraje no se molestaron en llamar al uruguayo y el partido continuó normalmente.

Los jugadores de la verdeamarelha hicieron la protesta correspondiente, y pese a que Raphinha le mostró su corte al réferi, nada lo hizo cambiar de opinión por lo que el encuentro continuó sin expulsados. ¿Era para roja?

Comentarios