El amistoso que disputaron ayer Estados Unidos y México estuvo a punto de terminar en un verdadero escándalo. Cuando el defensor estadouidense Matthew Miazga fue a disputar una pelota dividida con el delantero azteca Diego Lainez se armó una discusión que casi termina a las piñas.

Es que la diferencia entre ambos jugadores era muy evidente y el defensor le hizo una broma sobre su estatura. Ese chiste no cayó para nada bien en Lainez quien, con su ,1,67 metro de altura le hizo frente al 1,93 metro del yanqui. Rapidamente el resto de los futbolistas se metió en la discusión para defender cada cual a su respectivo compañero. ¡No te pierdas el video!