El fin de semana, Barcelona derrotó a Valladolid como visitante con gol de Dembelé. Tras la victoria, el plantel culé emprendió el viaje de regreso para descansar y comenzar a preparar el siguiente partido. 

 

Cuando Messi salió del hotel donde concentró Barcelona, Lionel Messi se acercó a los fanáticos blaugranas para firmar autógrafos y sacarse fotos con quienes lo esperaban.

 

En el tumulto de hinchas había una fanática de Central, quien logró situarse frente a frente al jugador y con la camiseta Canalla puesta se grabó mientras le decía: "Pecho frío".

 

Messi no reaccionó ante los agravios y continuó firmando autógrafos y sacándose fotos. ¡No te pierdas el video!