A los 27 minutos del primer tiempo, la polémica se desató en el Monumental cuando Javier Pinola rechazó la pelota en el área grande y luego le propinó un patadón a Martín Benítez, quien cayó y el esférico se fue al lateral.

El árbitro brasileño Daronco, quien en reiteradas jugadas avisó que el VAR estaba en el partido, decidió no revisar la jugada, lo que desató la furia de todos los hinchas del Rojo.

Comentarios