Las palabras se hacen cortas para describir la maravillosa historia de Candy Ride, el hijo de Ride The Rails y Candy Girl, nacido el 27 de septiembre de 1999 y que, llamativamente, fue descartado tres veces cuando salió en los remates.

Criado en el haras Abolengo, debutó en General Cabrera (Córdoba) en una polla de potrillos sobre 500 metros, ganando por dos cuerpos en excelentes 27”, el 1° de mayo de 2002. 

El zaino del stud riocuartense Ojos Claros luego tendría una incomparable actuación en las pistas argentinas. Ganaría el 12 de agosto de 2002 sobre doce cuadras en Palermo el premio El Químico por ¡12 cuerpos!, para luego subir a la cúspide dos meses más tarde, siendo simple ganador de una y contra caballos adultos, en el Gran Premio San Isidro (G1/1.600m), resultando una grata sorpresa al establecer ¡8 cuerpos!. 

Ya en diciembre y ante semejante demostración, copó el Gran Premio Joaquín S. de Anchorena (G1/1.600m) como gran favorito, igualando el mismo margen de 8 cuerpos. En todos los casos ganó disparando adelante con Armando José Glades y con René Ayub en la preparación. 

Candy Ride fue una de las mejores apariciones dentro del turf mundial.

Vendido en 900.000 dólares, en enero de 2003 el nieto de Candy Stripes se despedía de Argentina para empezar su nueva vida en Estados Unidos junto al renombrado entrenador norteamericano Ronald McAnally, el mismo de nuestras extraordinarias Paseana y Bayakoa.

En el exigente medio estadounidense ganó el Pacific Classic (G1) con un tiempo de 1′ 59″ 11/100 sobre los 2.000 metros, récord aún vigente, y el American Handicap (G2) sobre 1800 metros de césped en Hollywood Park. 

Este crack corrió 6 carreras oficiales: 3 en Argentina y 3 en Estados Unidos para luego retirarse invicto tras una lesión en el ligamento menguante que lo dejaría afuera de las pistas por un año y de la que no pudo recuperarse.

Sin embargo, “Paseo de caramelos” se convertiría en un extraordinario padrillo a partir de 2006 con más de 1350 crías, en varias generaciones, de las cuales 630 ganarían en por lo menos una ocasión.

Candy's Daughter, Evita Argentina, Chocolate Candy, Misremembered, Shared Belief, Capt. Candyman Can, Twirling Candy, Sidney's Candy, Mastery, Vástago Salvaje, y los notables Gun Runner, Vekoma y Game Winner son algunos de los mejores hijos del fenómeno del turf que sigue siendo tan valorado en Argentina y el mundo.

Comentarios

Ver más productos

La intimidad de Néstor Kirchner

La intimidad de Néstor Kirchner

Día de la Madre: ideas y regalos

Día de la Madre: ideas y regalos

Día de la madre: ¿buscás regalo?

Día de la madre: ¿buscás regalo?

La otra historia del peronismo

La otra historia del peronismo

Cómo hacer guita

Cómo hacer guita

Lo que todo el mundo busca

Lo que todo el mundo busca

¿Qué es sexteame?

¿Qué es sexteame?

Para fanáticos del Fútbol

Para fanáticos del Fútbol

La historia detrás del robo del siglo

La historia detrás del robo del siglo

Eva Duarte: toda la verdad

Eva Duarte: toda la verdad

Ver más productos