MIRE, MIRE QUÉ LOCURA

El temor de Kempes por el coronavirus