George Weah
Medida ejemplar

Los misóginos mundialistas, con derecho de admisión

Emotivo partido

A los 51 años, Weah volvió a jugar