Durante la tarde de este domingo, arribó a la concentración de Colombia en Milanello, Italia; el jugador que reemplazará a Frank Fabra. Nos referimos a Farid Díaz, quien recibió una calurosa bienvenida de sus compañeros. Y una vez que se "acomodó" en el lugar, el futbolista dejó sus impresiones sobre la situación que le está tocando vivir.

"Estoy contento de estar acá y ahora voy a trabajar todo el tiempo que pueda para estar a la altura de mis compañeros", sentenció Díaz.

Más adelante, sostuvo que esta convocatoria, "no me lo esperaba, pero estaba en la lista de José Pekerman de los 35 jugadores iniciales y al fin y al cabo uno trabaja para esto", dijo el futbolista, que tiene 34 años, y que le dará a la selección cafetera su experiencia.

También aclaró que a pesar de haber quedado marginado en el corte que hizo el entrenador donde quedaron sólo los 23 permitidos, "seguí trabajando en Paraguay y estaba tranquilo, deseándole un buen Mundial a mis compañeros. Si bien tengo que trabajar más para estar a la par, no arranco de cero ni es que estuve de vacaciones sin hacer nada".

Fabra le daba a Colombia, salida clara y una buena carta ofensiva por la izquierda. Quizás no tenía tanta marca, pero Fabra obligaba al rival a defender y no tanto a atacar.

Ahora con Díaz y su larga carrera como futbolista, le dará a la Cafetera una cuota de experiencia superior y tal vez un mayor equilibrio en el juego.

"En la defensiva y en los centros me va bien", dijo el lateral, quien además comentó que llegó a Milanello con la intención de ganarse un puesto en el once de Pekerman. 

"Todos estamos compitiendo y el profe luego decidirá. Esto es el fútbol y en general juega el que está mejor. Por eso no es que vengo a pelear a ocupar un lugar dejado por un compañero que lamentablemente se lesionó, si no que vengo a pelear por un lugar en el equipo", expresó.