A pesar de que la prueba tuvo carácter relativo porque la oposición fue débil en extremo, en el último amistoso de preparación de cara al Mundial, Polonia tuvo show de Robert Lewandowski: el delantero tuvo una actuación fenomenal y metió un doblete para el 4-0 ante Lituania, en un encuentro donde el VAR fue protagonista (convalidó un gol a Lewandowski, anuló otro a Krychowiak y concedió el penal para el cuarto tanto de los polacos).

Desde el primer momento, se notó la diferencia en el campo: el seleccionado polaco demostró todo su poderío en ofensiva, aplastó desde el minuto cero a la visita y abrió el marcador de la mano de su estrella.

Lewandowski sacó un potente remate de primera, tras un buen centro desde la banda derecha de Dawid Kownacki, y puso el 1-0. El gol inicial golpeó los pocos ánimos de Lituania y cuando menos se lo esperaba, otra vez el artillero demostró su voracidad como goleador: clavó un golazo de tiro libre, que fue revisado por el árbitro con el VAR, ya que se estrelló en el travesaño y luego salió, por lo que no quedaba claro si había pasado la línea de gol.

Ya en el complemento, aunque la visita intentó demostrar un poco de rebeldía, Polonia siguió con la intensidad propuesta en el primer tiempo y liquidó el pleito.

Primero fue Dawid Kownacki, que con una sutil definición puso el 3-0 en el marcador. Y cuando faltaba poco para el cierre, con el VAR como protagonista, el lituano Algis Jankauskas tocó la pelota con la mano en el área y le dio la chance a Jakub Blaszczykowski, que desde los doce pasos puso las cifras definitivas.

De la mano de su goleador, Polonia hizo trizas a un débil Lituania y sueña con hacer un gran papel en el Mundial.