El seleccionado de fútbol de Perú cayó el sábado en un partido clave ante Dinamarca 1 a 0, por el Grupo C del Mundial de Rusia que integran también Francia y Australia, lo que complicó sus chances de clasificar a octavos de final. 

Yossuf Poulsen (14m.ST) marcó el único gol del partido jugado en el estadio Mordovia Arena Saransk y fue arbitrado por Bakary Gassama, de Gambia, y en el cual el peruano Christian Cueva falló un penal (45m.PT).
Comenzó mejor el equipo orientado técnicamente por el argentino Ricardo Gareca, que trabajó bien especialmente por el sector derecho con André Carrillo y las escaladas de Luis Advíncula, y en los primeros minutos llegó con un remate de Yoshimar Yotún que atajó Kasper Schmeichel, otro de Edison Flores alto y un zurdazo de André Carrilo que sacó el arquero abajo.

Al promediar la primera etapa emparejó Dinamarca, que tuvo más posesión de pelota pero su máxima figura, Cristian Eriksen, fue bien anulado por la marca peruana y apenas se acercó con un disparo desde lejos de Thomas Delaney que se fue alto. 

En la respuesta un tiro cruzado de Farfán con destino de gol fue interceptado justo por Simón Kjaer.
Sobre el final el ingresado Lasse Schone tomó un rebote tras un tiro libre de Eriksen y el remate fue rechazado por Pedro Gallese, y después un envío cruzado de Thomas Denaley no pudo ser interceptado por Yossuf Poulsen.

Aunque la más clara fue para Perú, tras una falta de Yossuf Poulsen a Cueva que fue sancionada como penal por el árbitro con la ayuda del VAR, pero el remate del jugador de San Pablo, de Brasil, se fue sobre el travesaño.

Perú pareció haber sentido el penal fallado en el complemento porque Dinamarca tuvo más la pelota y se acercó más que en la primera mitad al arco de Gallese, aunque como en los primeros 45 minutos careció de profundidad.

Tras un remate defectuoso de Flores desde buena posición Dinamarca aprovechó un contragolpe por izquierda iniciado por Eriksen a Poulsen, quien batió a Gallese con un disparo bajo a su palo derecho. 
Respondió Perú con un zurdazo de Flores que rechazó Schmeichel con su mano izquierda y luego el ingreso de Paolo Guerrero le dio más poder ofensivo a Perú, que con un cabezazo exigió al arquero. 

Desde allí y hasta el final Perú arrimó peligro con centros y por los costados, como un remate de Advíncula que contuvo el arquero; y con un taco de Guerrero, incómodo, que se fue junto al palo izquierdo de Schmeichel. 

En un final de ida y vuelta Advíncula le sacó el gol a Andreas Christensen, Schmeichel tapó con el pie derecho el remate de Farfán y en la última Gallese le ganó el cara a cara a Eriksen. 

Perú perdió un partido clave -luego de quince encuentros, entre oficiales y amistosos- y deberá lidiar contra Francia y Australia su posibilidad de pasar a octavos de final. 

El primer tiempo terminó sin goles. (AFP)