Peca de ineficacia. Es, a lo sumo lo que deja entrever su entrenador, Aliou Cissé, quien ordenó una práctica de definición ya que fue una cuestión determinante en la derrota amistosa del viernes ante Croacia, segundo rival argentino en Rusia.

"La parte más difícil del fútbol es marcar goles. Controlamos el partido física y tácticamente pero fallamos en la definición. Debemos continuar trabajando para ser mucho más asesinos frente al arco rival. En este nivel de competencia como un mundial, esta cuestión no te la perdona nadie. Se paga caro. Por eso continuaremos brindando a nuestros atacantes un poco más de confianza para prepararse para lo que se viene".

Cissé espera solucionar el tema de la definición en el último amistoso previo al Mundial. Será  ante Corea del Sur. "En el fútbol, cuando tienes oportunidades, debés marcar. Seguiremos trabajando. De todas maneras, haremos un balance de la preparación después del partido contra Corea ", añadió.