El ingenio de los hinchas es genial. Cuando la semana pasada en nuestro país el dólar comenzaba a dispararse, los argentinos en Moscú alzaron la voz de protesta en forma de cantito futbolero: "Que baje el dólar la p… que te parió…". Es que para aquellos que viajaron con lo justo o que pensaban "patear" los gastos utilizando la tarjeta de crédito, la devaluación del peso frente a la moneda estadounidense les desacomodó el presupuesto y los obligó guardar el plástico en el fondo de la valija.

"Lamentablemente tuvimos que frenar las compras con tarjeta de crédito, porque si el dólar sigue subiendo no podemos usarla. Lo que compramos, ya nos mató. Por suerte habíamos comprado rublos en Argentina, así que nos manejamos con eso y con la de débito", nos contó Daniela, quien llegó a Rusia desde el oeste bonaerense, más precisamente de Castelar.

Su pareja, Leandro, agregó: "Hay que cuidarse con el tema del cierre de la tarjeta y la fluctuación del dólar, porque no sabés con que te podés desayunar dentro de una semana. Rusia nos parece económico en cierto rubros y en todos lados aceptan tarjetas de débito, hasta en los estadios. Eso te permite manejarte con comodidad".

Por el "Paseo de las luces", a metros de la Plaza Roja, el desfile de argentinos es incesante. Y otro Leandro, pero en este caso de Caballito, se detiene ante la consulta de Depo: "Estamos ajustados porque la devaluación nos pega. Pero trato de no pensarlo tanto. Después veremos cómo pago todo. Desde Buenos Aires me dicen que trate de pagar todo en efectivo, je. Y eso es lo que hago para no asombrarme con el dólar cuando llegue allá. Intento que el impacto sea menor".

Dos hinchas oriundos de Merlo, en el Gran Buenos Aires, también debieron adaptarse al cambio: "Compramos dos días con tarjeta de crédito, pero cuando nos enteramos que el dólar se disparó, frenamos ahí. Estamos pendientes de lo que pasa en Argentina. Salimos con el dólar a 26 pesos y ahora pasó los 28", nos comentó Hernán. "Traje dólares y me estoy manejando con eso. Pago en efectivo y listo. No conviene usar la de crédito", agregó Ariel.

No tiene drama
LIsandro, un saxofonista que se gana la vida tocando en la calle, nos comentó su situación: "Dejé mi ahorro en euros porque sabía que se iba a ir todo a la mierda. Obvio que no me causa gracia lo que está pasando, pero a mí no me afecta".

Mientras el seleccionado nacional buscará ante Croacia acomodarse en el grupo y acariciar la clasificación a los octavos, los hinchas argentinos esconden la tarjeta de crédito. Por culpa del dólar, pueden volverse en la primera fase.