En los primeros minutos de juego, Suecia tuvo la iniciativa, pero Corea del Sur se plantó firme en defensa y salía rápido de contrataque.
 
A los 20 minutos del primer tiempo, Suecia tuvo la más clara. Berg quedó mano a mano con el arquero Woo Cho, y el guardameta oriental respondió a la perfección con una atajada majestuosa.
 
 
En el comienzo del segundo tiempo, Suecia mantuvo la idea de buscar el arco rival, pero siempre se encontró con la muralla coreana en el arco: Woo Cho estuvo firme primero en un mano a mano ante Berg y luego despejó muy bien un cabezazo de Toivonen tras un tiro libre.
Corea de Sur avisó con un disparo de Cheol-Koo que se fue muy cerca del arco.
 
A falta de 20 minutos para que termine el partido, el árbitro Aguilar omitió un claro penal para Suecia. Pero con la ayuda del VAR, donde se encuentra el argentino Mauro Vigliano como asistente, el réferi retrotrajo la jugada y terminó cobrando el tiro de los 11 pasos para los europeos. Granqvist cambió el penal por gol y decretó el 1-0 final.