En el inicio del primer tiempo, la selección argentina tiene la pelota pero los croatas se mantienen firmes en defensa y aprovechan los espacios que deja Argentina en defensa cuando se lanza al ataque. 
Un ejemplo fue la primera llegada del partido para Croacia. Argentina perdió la pelota en la mitad de cancha, Perisic picó a las espaldas de Salvio y quedó mano a mano con Caballero, quien mandó la pelota al córner.
A partir de ahí, Argentina tomó más recaudos y tuvo su chance para abrir el marcador en los pies de Agüero quien remató al arco entrando solo por el medio del área grande y la pelota se desvió por encima del travesaño, tras rebotar en un defensor europeo.
 
Argentina arrancó dormida en el segundo tiempo y un horror de Caballero abrió el marcador. Tras un pase atrás de Mercado, Willy quiso pinchar la pelota por encima de Rebic pero le pegó mal y de volea, el atacante anotó el 1-0 parcial.
 
El resto del partido fue una pesadilla. Modric anotó el segundo gol con un zapatazo desde afuera del área y Rakitic le dio el tiro de gracia en el final del partido.
 
Ahora, el seleccionado albiceleste deberá esperar el resultado de Islandia-Nigeria para saber el resultado que deberá sacar este martes.