Sus gritos cruzan el río Moscova y se escuchan, ya débiles, en el predio de la selección nacional en Bronnitsy. Con esfuerzo, los presentes se dan cuenta de que no son exactamente gritos y reconocen varios cantitos de cancha en apoyo a la albiceleste. Entonces, al fijar la vista en la otra orilla, todos identifican a una mujer, que además salta, baila y flamea una bandera. Tanto llama la atención que una lancha de la policía se acerca al lugar para vigilar la situación. ¿Quién es esa chica? Se llama Agustina Murúa, tiene 24 años y es oriunda de la ciudad bonaerense de San Nicolás. Llegó a Rusia tras una larga travesía "a dedo" por las rutas europeas, principalmente de Escandinavia, que duró alrededor de tres meses.

"Hace cuatro días que les estoy gritando a los jugadores. Quiero que sepan todo el esfuerzo que hice para venir acá, que vamos a alentar hasta la muerte porque amamos a la selección", sostuvo a con un indisimulable disfonía. Y agregó entre risas: "Algunos jugadores salieron al balcón a saludarme, pero no sé quiénes fueron porque no los vi muy bien".

-¿Cómo llegaste hasta Rusia?

-Tomé un Low Cost a Dinamarca, con escala en Londres. Como no conocía Escandinavia, arranqué a dedo en Noruega, Suecia y Finlandia. Después Estonia y Rusia. En San Petersburgo un auto me llevó durante 150 kilómetros y de ahí me tomé un camión que me dejó en Moscú después de 11 horas de viaje. El camionero no hablaba otra cosa que ruso, así que me comunicaba con el traductor de Google. Fueron tres meses. Los camioneros fueron muy generosos, muy buenos conmigo, muy respetuosos.

-¿Y qué hiciste para conseguir dinero durante el viaje?

-Como salí con muy poco plata, se me ocurrió vender artesanías para llegar a Rusia. Una amiga de Chile me había enseñado tejer pulseritas de macramé. En Escandinavia hay gente que tiene mucha plata, entonces las vendía desde 1 euro hasta 10. Acá en Rusia las vendo más baratas. La gente, por lo general, te ayuda. Por suerte pude comprar una entrada para el partido contra Nigeria.

-¿Qué llevás de equipaje?

-La bandera argentina y la camiseta de Messi, siempre. Y algo de comida, porque una nunca sabe cuánto tiempo va a esperar en la ruta.

-¿Vas a seguir "gritándoles" a los jugadores? 

-No sé, pero si llegan a la final me cruzo el río nadando. Hasta ahora no lo hice porque me pueden reportar, je.