Hace exactamente 13 años, en Budapest, Argentina jugaba un partido amistoso ante Hungría con José Pekerman sentado en el banco albiceleste. En ése mismo banco de relevos estaba un tal Lionel Messi, un pibe de 18 años que había sido convocado por primera vez con el seleccionado.

A los 21 minutos del segundo tiempo, Pekerman decide meter a Messi por Lisandro López. Pero la Pulga sólo iba a durar ¡47 segundos! en cancha ya que le propinó una dura falta a un húngaro que obligó al árbitro del partido a sacarle la tarjeta roja. El resto, es historia conocida.

Comentarios

Ver más productos

El día que Boca se apoderó del mundo

El día que Boca se apoderó del mundo

Diego Armando Maradona y el último mundial

Diego Armando Maradona y el último mundial

Cuentos de buenas noches

Cuentos de buenas noches

Astrología: claves para conocer tu futuro

Astrología: claves para conocer tu futuro

Lo que querés saber sobreNéstor Kirchner

Lo que querés saber sobreNéstor Kirchner

ATR: el boom del placer

ATR: el boom del placer

Atención emprendedores: cómo vender más a pesar de la crisis

Atención emprendedores: cómo vender más a pesar de la crisis

Para aprender con los chicos

Para aprender con los chicos

¡Más crianza menos terapia!

¡Más crianza menos terapia!

Descubrí tu destino con Mia Astral

Descubrí tu destino con Mia Astral

Ver más productos