Hace exactamente 13 años, en Budapest, Argentina jugaba un partido amistoso ante Hungría con José Pekerman sentado en el banco albiceleste. En ése mismo banco de relevos estaba un tal Lionel Messi, un pibe de 18 años que había sido convocado por primera vez con el seleccionado.

A los 21 minutos del segundo tiempo, Pekerman decide meter a Messi por Lisandro López. Pero la Pulga sólo iba a durar ¡47 segundos! en cancha ya que le propinó una dura falta a un húngaro que obligó al árbitro del partido a sacarle la tarjeta roja. El resto, es historia conocida.

Comentarios

Ver más productos

Huevos de chocolate caseros para una Pascua en crisis

Huevos de chocolate caseros para una Pascua en crisis

Macri lanza su libro de memorias y no se guarda nada

Macri lanza su libro de memorias y no se guarda nada

Le diagnosticaron leucemia a los 14 y vivió para contarlo

Le diagnosticaron leucemia a los 14 y vivió para contarlo

10 libros para regalar el Día de la mujer

10 libros para regalar el Día de la mujer

El detrás de escena de Alberto Fernández

El detrás de escena de Alberto Fernández

30 discursos que cambiaron el mundo

30 discursos que cambiaron el mundo

Jeff Bezos, CEO de Amazon

Jeff Bezos: cómo fue el camino al éxito del CEO de Amazon

La educación que necesitamos

La educación que necesitamos

Llegar a la tercera edad siendo jóvenes

Llegar a la tercera edad siendo jóvenes

Ver más productos