Héctor Enrique es un pedazo de historia viva del fútbol argentino. Campeón del mundo en México 1986, ese mismo año ganó la Copa Libertadores y la Intercontinental con River. Y a eso le suma otra estrella: formó parte del cuerpo técnico de Maradona en el Mundial de Sudáfrica 2010. Por eso, es una palabra autorizada para hablar del conjunto albiceleste, y más aún en el difícil momento que atraviesa el elenco de Jorge Sampaoli. Y el Negro hizo lo suyo: no tuvo reparos en criticar el rendimiento de Argentina y disparó contra Lionel Messi por su pésima actuación.

"Si yo a un jugador de fútbol no le puedo decir jugaste mal o no lo puedo sacar, estoy pintado. Lo primero que te dicen es 'ojo como tratas a los jugadores'. ¿Quiénes son? ¿Quién carajo es Messi para no correr? ¿Quién es Maradona para no correr? La actitud, la entrega y el orgullo de vestir la camiseta de la Selección es de todos", expresó.

Incluso, comparó el papel de capitán rosarino con el que ejercía Maradona en los Mundiales de México 1986 e Italia 1990. "Diego era nuestro espejo. Corría más que todos, se enojaba más que todos, agarraba la pelota y encaraba, le pegaban patadas y él se levantaba y seguía. Y nosotros pensábamos que si él hacía eso, nosotros teníamos que trabar con la cabeza. Acá no sé qué pasa. Son nenes muy mimados. Dale, hermano. Corré, tirate a los pies. Ya lo dije a esto. Si yo soy compañero de Messi y a mí me putean porque el equipo no anda bien y a él no lo putean, voy caminando y le digo: Dale, Messi, empezá a correr porque a mí me putean y a vos no. Empezá a correr como yo. Hay que despertarse", afirmó.

Dolido

Además, sin reparos, criticó directamente la lista de 23 que llevó Sampaoli y aseguró que hay jugadores que no pueden estar en la Selección. "Hay jugadores que no merecen estar en la Selección ni un ratito. Lo que pasa es que ellos se van, vos te quedás con toda la bronca y odio del mundo, y ellos apagan la radio y listo. Y yo no ganaba fortuna. Yo dirigía la Sub 15 cuando me llamó Diego para estar a su lado, ganaba el mismo sueldo que cuando estaba en la Sub 15 y fui puteado como si ganara cuatro millones de dólares", explicó.

Por último, el Negro se expidió en contra de las cuestiones psicológicas colectivas y volvió a disparar contra los integrantes de Argentina. "Apoyo psicológico necesitamos nosotros, que no ganamos un peso jugando al fútbol. A mí, cuando me vienen con eso de la psicología, me indigno. Imaginate que esté por jugar la final del mundo y venga el psicólogo y me golpee la puerta. Le digo: andá para tu casa, déjame descansar, tengo que correr ahora. Ayuda psicológica necesitan nuestros jubilados que no cobran un peso. Le echamos siempre la culpa a los técnicos: Batista, Martino, Bauza... ¿Y los jugadores?", cerró, en una extensa entrevista con Radio Provincia de Río Negro.