El clima en el vestuario de Argentina no fue el mejor una vez finalizado el encuentro contra Croacia. Al punto tal de que Sergio Agüero apuntó con suma dureza contra el entrenador argentino, Jorge Sampaoli.

En zona mixta, al Kun le preguntaron por la frase del técnico de que el "proceso y el proyecto fracasó", a lo que el delantero de Manchester City fue contundente: "Que Sampaoli diga lo que quiera". Tras la misma, dio media vuelta y se fue.


Si bien en la conferencia de prensa tras la derrota ante Croacia (0-3) y quedar cerca de la eliminación en la primera ronda del Mundial Rusia 2018, Sampaoli dijo que el proyecto de partido ante los balcánicos había fracasado, la pregunta que le hizo un cronista de televisión al delantero Agüero quedó planteada como la consideración de un fracaso sobre el ciclo por falta de entendimiento con los jugadores.


"Que diga lo que quiera", respondió el "Kun" cuando se le hizo esa referencia en base a las declaraciones de Sampaoli.

De todos modos, la molestia del jugador de Manchester City con el técnico quedó expresada también en gestos cuando fue reemplazado en el segundo tiempo por Gonzalo Higuaín, con el marcador parcial 0-1 para los croatas.

"Bronca, tristeza, un montón de cosas", enumeró Agüero al ser consultado por las sensaciones del equipo tras la goleada.

"Hicimos todo lo que pudimos pero no alcanzó", abundó Agüero, que de todos modos mantuvo la ilusión de lograr el boleto para los octavos de final.

"Hay que esperar el partido de mañana (Islandia-Nigeria) y después ganarle a Nigeria en la última fecha. Esperanza, milagro o lo que sea, hay que esperar", concluyó el "Kun".