El ímpetu de Irán y los caprichos del VAR estuvieron a punto de provocar un sismo en Portugal, que sufrió para empatar 1-1 y pasar como segundo de la llave B, teniendo a Uruguay como rival en octavos de final. 
 
Ricardo Quaresma adelantó a los lusos poco antes del descanso (45) y Cristiano Ronaldo tuvo un penal para sentenciar, pero Ali Beiranvand le detuvo el disparo y eso acentuó los nervios de los portugueses. 
 
Irán empató en el descuento con otro penal ’chivado’ por el VAR que transformó Karim Ansarifard (90+3) y tuvieron una ocasión aún para llevarse la victoria, pero los lusos finalmente salvaron el punto que les da la clasificación. 
La cara de Cristiano lo dice todo. No puede creer el penal que le atajaron.

Beirahvand le c
ontuvo el penal a Cristiano Ronaldo.

 

Portugal volvió a mostrar su Cristianodependencia.