La selección argentina se entrenó este jueves con todos sus futbolistas a excepción de Enzo Pérez, que se quedó en el gimnasio por una molestia en la cadera, a dos días del encuentro de octavos de final del Mundial de Rusia-2018 ante Francia. 

Pérez, según confirmó un asistente de la selección, debería estar listo para formar de inicio ante los galos, el sábado, junto a los mismos hombres que ganaron 2-1 a Nigeria el martes. 

En la víspera, los titulares se habían ejercitado en el gimnasio, con los suplentes haciendo trabajo de carga ligera en un campo auxiliar. 

Tras ganar sobre la hora a los africanos en el último encuentro del Grupo D, que les dio un boleto a la siguiente fase, el ambiente en la concentración albiceleste dio un giro completo. 
 

El seleccionado se prepara para los octavos de final.


De las peleas, la división y las reuniones entre los altos cargos a las risas y la esperanza en apenas 24 horas.  

Jorge Sampaoli, como es habitual, fue el primero en llegar a la práctica mientras Javier Mascherano fue el primer futbolista en pisar la cancha principal, acompañado de Lucas Biglia, que perdió su puesto en el equipo luego del empate 1-1 ante Islandia en el debut del equipo en la competición. 

El presidente de la Asociación del Fútbol Argentino, Claudio Tapia, tampoco tardó e ingresó junto a Paulo Dybala y Gabriel Mercado

Lionel Messi se hizo esperar, y entró el último acompañado de Cristian Pavón, que revolucionó el encuentro ante Nigeria con su entrada en la segunda mitad. 

Messi no ha dudado en elogiar al extremo de 22 años de Boca Juniors, que incluso sonó como posible fichaje del Barcelona.

Cónclave Mascherano-Sampaoli 

Con todos los futbolistas ya listos para comenzar el entrenamiento, salvo Enzo Pérez, Mascherano y Sampaoli conversaron aparte durante unos minutos.  

El “Jefecito” y el DT albiceleste ya mantuvieron una reunión el día antes del partido ante Nigeria y el seleccionador se acabó decantando por una alineación con los "históricos", con Gonzalo Higuaín en lugar de Sergio Agüero, Marcos Rojo en el centro de la zaga y Ángel Di María arriba. 

De cara al encuentro ante Francia no se esperan cambios. El equipo funcionó bien durante la primera mitad ante Nigeria y solo un penal de Mascherano en la segunda los puso contra las cuerdas. 

Argentina volvería a formar con una línea de cuatro defensas, con Mercado y Nicolás Tagliafico en las alas y Nicolás Otamendi y Rojo en el centro; Ever Banega y Pérez acompañarían a Mascherano en la medular y Di María e Higuaín estarían con Messi arriba.  

Así entrenaron