Sin transpirar, estiró su invicto. Con goles de Neymar y Lucas Paquetá, Brasil le ganó 2-0 a Paraguay como visitante y lidera las Eliminatorias rumbo a Qatar con puntaje ideal tras seis presentaciones.

Cuando uno ve la formación del equipo de Tité antes de comenzar el partido, es imposible no pensar en que es la selección más fuerte del continente. Por nombres, jerarquía individual y hasta juego colectivo. Es que ayer se dio el lujo de dejar en el banco a jugadores de gran calidad, como Gabriel Barbosa, Vinicius, Fabinho y Everton Ribeiro, entre otros. Y aún así, le sobra para desfilar en las Eliminatorias frente a todos los rivales. Ante Paraguay, bastaron solamente cuatro minutos para que Brasil se ponga en ventaja en Asunción y, practicamente, que se acabara el partido.

El tanto llegó por un desborde de Gabriel Jesús por la derecha, centro que no pudo conectar Richarlison, pero por el segundo palo apareció sin marca Neymar, quien se acomodó y, con la clase que lo caracteriza al 10, definió junto a un palo para el 1-0 parcial. La respuesta del equipo local no tardó en llegar, ya que Omar Alderete estuvo cerca de empatar el partido, pero la Canarinha cuenta con grandes arqueros y Ederson, quien fue titular en lugar de Alisson Becker, desvió bien el remate y la sacó al córner.

A pesar de la intenciones de asociarse y jugar en terreno rival por parte de Paraguay, Brasil no sufrió en defensa y se jugó siempre al ritmo que quiso la visita. Promediando la primera parte, Fred asistió de manera soberbia a Richarlison para dejarlo mano a mano con Antony Silva, pero el arquero le ganó el duelo. Sobre el final de la primera etapa, fue Neymar el que asistió al delantero de Everton, que marcó de zurda el segundo para Brasil, aunque inmediatamente fue anulado por offside a instancias del VAR

Ya en el complemento, más allá de que la ventaja era solamente de un gol, el Scratch cada vez que se lo proponía, llegaba con claridad al arco rival. Entre Ney, Richarlison y Gabriel Jesús, escalaron varias veces en velocidad, aunque no pudieron concretar las oportunidades que tuvieron para ampliar el resultado.

Por su parte, Eduardo Berizzo realizó algunas modificaciones para ir en búsqueda del empate, aunque con pocos resultados ya que no Ángel Romero no tuvo una buena noche, y Paraguay solamente desequilibró cuando la pelota pasó por Miguel Almirón, pero poco pudo hacer solo. Y en la última del partido, Brasil finalmente lo liquidó: conducción de Neymar, quien abrió a su derecha para la llegada de Paquetá, este definió de zurda y marcó el 2-0 final. 

Así, casi sin pasar sobresaltos, Brasil lidera las Eliminatorias cómodo, ya con una marcada ventaja con respecto al resto de las selecciones, ya que le sacó seis puntos de ventaja al escolta, Argentina. Con muchas figuras, y en un gran nivel colectivo, la selección de Tité llega a la Copa América como el gran candidato a repetir el título que consiguió en 2019.

Comentarios