Malas noticias para Paolo Guerrero. Desde Suiza le informaron al jugador que decidieron revocarle la sentencia y, por ende, el delantero estará fuera de las canchas hasta 2019. Además, al recibir esa suspensión en un último recurso, Guerrero no podrá recurrir al camino jurídico para intentar modificar esa decisión.

El peruano había pasado en este mercado de pases a Inter de Porto Alegre. Pero como el club brasileño había puesto una cláusula en su contrato en la que se protegía de cualquier irregularidad respecto a la suspensión que acarreaba, desde la entidad carioca no están obligados a pagarle el sueldo hasta que vuelva a jugar.

El atacante fue condenado por el TAS a cumplir 14 meses de suspensión por dóping causado por un metabólico de cocaína en octubre de2017. En diciembre, Guerrero logró que esa pena se redujese a seis meses, lo que permitió al Depredador a regresar a los terrenos de juego con Flamengo y, además, disputar el Mundial con Perú.

Después del Mundial llegó a jugar cuatro partidos con Flamengo, antes de ser contratado por Inter de BrasilGuerrero todavía no ha debutado con su nuevo club y, además, se ha quedado fuera de la convocatoria de Ricardo Gareca para los amistosos ante Holanda y Alemania que disputará la selección.

Comentarios