Más allá de que lo tocó empezar el Mundial sentado en el banco de los suplentes, luego de todo lo que tuvo que pasar para saber si iba a poder estar en Rusia tras el doping positivo, Paolo Guerrero respetó la decisión del entrenador Ricardo Gareca.

"Hay que respetar las decisiones del profesor y estaré cuando me requiera", fueron sus primeras palabras, por ciento esquivando la polémica.

Luego coincidió con lo que fue el trámite del partido: "No fue justo la derrota, por eso la frustración de todo el mundo. Merecíamos ganar. Pero así es el fútbol, cuando no marcás y te marcan pasa esto".

Y antes de terminar con la conferencia de prensa, Guerrero bancó a su compañero Christian Cueva, quien se retiró de la cancha llorando para haber malogrado un penal instantes antes de que terminara el primer tiempo: "Fallar un penal le puede pasar a cualquiera. Fui a hablar con él apenas terminó el partido, porque es un jugador fundamental dentro del equipo y tenía que recuperarse. Perdimos un partido, pero no la clasificación. Confío mucho en mis compañeros y no tengo dudas de que nos vamos a recuperar", finalizó diciendo Paolo, quien seguramente tendrá su debut como titular ante Francia.

Ver más productos

Santa Cecilia, en el recuerdo de la iglesia católica.

La iglesia recuerda hoy a Santa Cecilia de Roma

Macri planea resolver la transición por decreto

Macri planea resolver la transición por decreto

El Vaticano contra “la manipulación de la religión”

El Vaticano contra “la manipulación de la religión”

Ver más productos

Comentarios