Luego de doce años de ausencia, el Seleccionado femenino de fútbol disputará el Mundial del año entrante a disputarse en Francia. Y, en el sorteo de la fase de grupos, la suerte no estuvo del lado albiceleste, puesto que comparte zona con el último subcampeón (y monarca de la edición 2011), una potencia y un debutante.

El representativo nacional, entrenado por Carlos Borrello, debutará el lunes 10 de junio ante Japón (quien salió segundo en la cita de hace cuatro años) en el Parque de los Príncipes de París, mientras que el viernes 14 se medirá con Inglaterra (siempre animadoras de la competencia) en Stade Océane, ubicado en la región de Le Havre. El último duelo de la primera fase será ante Escocia, nuevamente en el Parque de los Príncipes.

"No caben dudas de que el grupo es difícil, pero preguntaría qué grupo es fácil en esta etapa de Argentina. Hay dos potencias como Japón e Inglaterra y un debutante como Escocia. Iremos con las mejores expectativas", manifestó el entrenador nacional.

Su experiencia

Argentina participó previamente en Estados Unidos 2003 y China 2007 y en ambas presentaciones se quedó en la primera ronda sin sumar puntos. Además, las chicas también fueron parte de los Juegos Olímpicos de Beijing 2008, con un récord de tres derrotas en igual cantidad de partidos.

Los máximos logros de Argentina fueron la obtención de la Copa Femenina de América (2006) y la medalla dorada en los Juegos Sudamericanos (2014).

Así se disputa

La competencia tiene 24 equipos divididos en seis grupos por lo que a octavos de final clasificarán los dos primeros de cada zona y los cuatro mejores terceros.

Estados Unidos es la máxima selección campeona del mundo, con tres vueltas olímpicas, seguida por Alemania (2) y completan Noruega y Japón, con una cada una.