Un día feliz para un futbolista del plantel argentino. Con el permiso del cuerpo técnico, el defensor Federico Fazio abandonó el predio de Barcelona tras el entrenamiento y se dirigió a Sevilla, donde nació Tomás, su primer hijo.

El defensor le pidió permiso al cuerpo técnico, que lo liberó luego de la práctica matutina en el predio del conjunto culé. El propio futbolista, sin embargo, explicó que la visita sería solamente por el transcurso de la tarde y que anoche estaría nuevamente junto a sus compañeros en el hotel Princesa Sofía de la ciudad catalana.

La noticia causó alegría en el seno del plantel albiceleste, que con Lionel Messi a la cabeza le prodigaron muestras de afecto. Tras retornar a la ciudad de Barcelona, hay que esperar para saber si Sampaoli lo suma hoy a la práctica de la Selección argentina.