México, que sumaba dos victorias electrizantes ante alemanes y surcoreanos y tenía casi el pase asegurado, cayó 3-0 ante Suecia este miércoles en Ekaterimburgo, pero terminó pasando a octavos del Mundial-2018 casi de milagro, como segundo del Grupo F, gracias a la victoria increíble por 2-0 de Corea del Sur sobre el campeón mundial Alemania, eliminado de Rusia-2018. 

Los suecos se impusieron con tantos de Ludwig Augustinsson (50), Andreas Granqvist de penal (62) y Edson Álvarez en contra (74), y terminaron quedándose con el liderato de la llave, que les pone en el horizonte de octavos al segundo del Grupo E (Brasil, Suiza o Serbia, se define este miércoles por la noche), mientras los mexicanos jugarán contra el campeón de esa zona.  

Ya con su destino prácticamente sentenciado en Ekaterimburgo, los hinchas del Tri comenzaron a rezar para que los surcoreanos aguantaran el empate que les permitía pasar a la segunda ronda, en una recta final de locos con gritos, emoción y llantos por todas las gradas, hasta que la tranquilidad y el respiro llegó con los tantos de Kim Younggwon (90+2) y Son Heungmin (90+6) que firmaron el triunfo asiático, cuando la Mannschaft ya estaba plenamente volcada en ataque buscando el gol del milagro. 

Al cabo de tres fechas, Suecia quedó primera con seis puntos, seguida por México con seis pero una peor diferencia de goles. Tercero finalizó Corea del Sur con tres unidades y cerró colista la llave Alemania con tres puntos, aquellos rescatados en la victoria 2-1 ante los suecos con un tanto en el último minuto de Toni Kroos, que al ver el final de la película poco sirvió.