El 50 por ciento de aforo autorizado del estadio Defensores del Chaco, para los aficionados paraguayos que asistieron a ver a su selección ante la de Argentina de Lionel Messi, se superó largamente y según la prensa presente, se llegaría a casi un ochenta por ciento.

De esta manera y por cómo se puede observar en las tribunas del estadio, se superó el límite de las 17.200 personas que estaban autorizadas para presenciar este encuentro por las Eliminatorias Sudamericanas.  



Por su parte, cerca de 900 hinchas argentinos fueron los que pudieron llegarse hasta el Defensores del Chaco, luego de presentar el carnet con la doble vacunación contra el Covid-19, exigencia a cumplir al momento de adquirir las entradas. 

En cuanto a la cantidad de hinchas guaraníes, la misma se hizo notar antes del comienzo del encuentro por la ensordecedora rechifla que recibió el entrenador de su Selección,  Eduardo Berizzo, que es muy resistido a partir de su transcurrir irregular en estas eliminatorias y una performance irrelevante en la pasada Copa América de Brasil.



Por su parte los aficionados visitantes, instalados mayoritariamente en el sector de plateas, se hicieron oír durante el Himno Nacional y cuando se silenciaron los locales, que los insultaban en Guaraní. 

Comentarios