Lionel Messi, junto a once compañeros más del seleccionado argentino abandonaron la concentración en Rusia y cada uno se retiró a sus respectivos hogares.

La Pulga viajó hacia Barcelona donde lo esperaba la prensa catalana. Messi no hizo declaraciones de ningún tipo y se subió a la camioneta donde lo esperaba su esposa, Antonela Roccuzzo.

Comentarios