El segundo tiempo disputaba sus primeros minutos, y tanto Argentina como Francia se terminaban de acomodar en el campo.

Lionel Messi recibió, hizo la pausa y tiró un centro rasante desde la izquierda: Gabriel Mercado le desvió la trayectoria al balón para dar vuelta el partido en apenas 3 minutos de complemento.

Así fue el gol. (AFP)
El festejo de Mercado. (AFP)

Comentarios