Javier Mascherano es un jugador que se caracteriza por dejar todo dentro de la cancha. Ese ímpetu que suele imponer el Jefecito en su estilo de juego le dejó una marca en su rostro que lo acompañó durante casi todo el segundo tiempo del partido ante Nigeria.

Por ir a pelear una pelota dividida con un rival, Mascherano terminó con un importante corte en su rostro que en las redes sociales lo compararon al mejor estilo Al Pacino en la película "Scarface".

A pesar del corte, el Jefecito continuó el partido como si nada hubiese pasado y no dejó de lado su estilo de juego que tanto lo caracteriza.