En julio de 1986, Diego Armando Maradona tocó el cielo con las manos al comandar al Seleccionado nacional a su segunda, y por ahora última, Copa del Mundo. En la actualidad, mientras espera para asumir su cargo como presidente y entrenador de Dinamo Brest, de Bielorrusia, tiene un programa para la televisión venezolana y sus dichos rebotan en todas partes del planeta. En ese sentido, a Pelusa no le tembló el pulso para catalogar a Francia como gran candidato en la definición, al tiempo que llenó de elogios a Didier Deschamps, su entrenador, y a Kylian Mbappé, su máxima figura.

“Creo que Francia es seria candidata a ganar la Copa del Mundo”, declaró Maradona en el programa “De la mano del 10”.

A la hora de hablar sobre el seleccionador francés, afirmó que “Didier Deschamps encontró el mediocampo justo. Con (NGolo) Kanté, que releva todo, es una hormiguita que va por todos lados y que cuando tiene que salir por velocidad también tiene velocidad".

“Francia tiene un arquero sólido (Hugo Lloris) y una defensa que cuando va arriba hace goles (...) Y en la delantera tiene números grosos como (Kylian) Mbappé o como (Olivier) Giroud, que parece que no hace un trabajo brillante, pero da un poco de desahogo a los otros delanteros", analizó.

Maradona destacó que Les Bleus “no tienen figuritas” y alabó a Mbappé: “El pibe de 19 años, que podría estar jugando en la Sub 20 y que la está rompiendo en el Mundial”. Todo eso “es mérito de Deschamps, que encontró la llave”.

Maradona hizo también un aparte hablando de la estrella francesa, Antoine Griezmann: “Comenzó jugando con el Cholo (Diego Simeone), pero muy inteligentemente le hizo bajar 10 metros, para tener más contacto con la pelota y seguir cerca del gol”.

“Es rápido, no le tiene miedo a nadie y no es egoísta, se la puede dar al que mejor está perfilado para hacer el gol”, destacó.