Diego Armando Maradona se volvió a llevar todas las miradas cuando llegó al estadio de Kazán para ver el partido entre Argentina y Francia. Esta vez, a diferencia del encuentr con Nigeria, Diego se mostró menos exultante y, sin hacer tantos ademanes, se sentó en su palco junto con Rocío Oliva, quien lo acompañó en esta oportunidad.

Diego y Rocío llegaron juntos al estadio.(AFP)

En el 2-1 ante el selectivo africano que le dio el pase a los octavos de final, Maradona realizó gestos obscenos tras el gol del triunfo y por eso la FIFA decidió quitarle el título de embajador como castigo. Así, no percibirá más el dinero que le daban por representar a la casa madre del fútbol mundial.

Diego y su pedido al cielo antes del inicio.(AFP)

Además, le pidieron que mejore su conducta para evitar futuras sanciones, como podría ser la prohibición de ingreso a los Estadios rusos en lo que quede de Mundial.

Comentarios