Está bien. Relajado. El susto ya quedó atrás. Diego Armando Maradona está en Kazán para ver el partido de Argentina ante Francia, por los octavos de final del Mundial de Rusia.

Pelusa volvió a dejar en claro su total admiración por Lionel Messi, a quien le dio crédito en lo que resta de la competencia.

"Todavía puede ser su Mundial. Esto recién empieza. Esto está en pañales. Ahora es cuando nos empezamos a jugar el mano a mano. Acá no se pueden replegar, hay que salir a atacar. Lo máximo que te podés llevar son unos penales. No creo que el equipo que esté enfrente no lo haga. Si se va a defender, no creo que no le emboque un gol", afirmó Diego en una entrevista con diario Marca.

El futbolista argentino fue consultado sobre una hipotética final Argentina-España y advirtió: "Ojalá que se llegue a esa instancia. Queda mucho camino. Yo le tengo mucho respeto por Argentina-Francia".

Comentarios