Prácticamente el seleccionado argentino se juega la clasificación ante Croacia. Si hoy no gana, el combinado albiceleste deberá esperar el resultado del partido de mañana entre Nigeria e Islandia y salir a ganar o morir en la última fecha.

Es por eso que los dirigidos por Sampaoli necesitan de toda la buena vibra de los argentinos, sobre todo de aquellos que tuvieron la oportunidad de viajar a Rusia para seguir a la selección.

 

A menos de cuatro horas para que comience el partido, los hinchas argentinos empezaron a acercarse al estadio de Nizhnny Novgorod para ponerle color a la previa de semejante encuentro.

A la hora del partido, el estadio promete estar lleno y con el clásico aliento de los 20.000 fanáticos argentinos que estarán en las butacas de las tribunas firmes junto al seleccionado albiceleste.