A horas de que Lionel Scaloni de la lista de los jugadores citados para el Seleccionado nacional de cara a la gira por Arabia Saudita para jugar contra Irak y Brasil, dos arqueros fueron noticia y agigantan la figura de Franco Armani.

Primero fue Gerónimo Rulli. El hombre de Real Sociedad cometió un gravísimo error que le permitió al peruano Luis Advíncula marcar para Rayo Vallecano. El ex Estudiantes reclamó falta al escapársela una pelota de sus manos. Luego de esta acción, todo el estadio lo abucheó.

 

En segundo lugar, Sergio Romero. Chiquito, que volvió a jugar tras cuatro meses por la lesión, había tenido un par de atajas clave para mantener con vida a Manchester United frente a Derby por la FA Cup, pero en cuestión de minutos tiró "todo al tacho" y fue protagonista negativo de la eliminación de los Reds.

En la conquista del empate parcial, el misionero dio un paso al medio en el tiro libre de Harry Wilson y la pelota se clavó en el ángulo.

Y minutos más tarde, al quedar mano a mano, tocó el esférico con sus dedos fuera del arco, por lo que el árbitro lo expulsó correctamente.

La clara mano de Chiquito Romero (AFP).