La llegada del Var tenía como objetivo terminar con las injusticias pero -hasta el momento- no lo consiguió. Es que la tecnología en el deporte levanta cada vez más cuestionamientos y suspicacias, sumando un nuevo capítulo en Argentina-Paraguay, duelo correspondiente a la tercera fecha de la Copa América.

A pocos segundos del cierre de la etapa inicial, Junior Alonso -en contra de su propia valla- estiró la cuenta para la Albiceleste, pero la terna arbitral tomó una particular decisión: anuló el gol.

Las diferentes cámaras no llegaron a detectar la razón, aunque se estima que cobró offside de Lionel Messi en el remate previo de Di María que había sido atajado por Silva. La jugada continuó, Papu Gómez envió un centro certero y el defensor paraguayo convirtió en contra, pero la jugada fue invalidada. 

Comentarios