A dos días de su debut en el Mundial ante Croacia, Nigeria sigue siendo noticia por una pelea entre sus dos capitanes: John Obi Mikel y Ogenyi Onazi. Y a raíz de la discusión entre ambos jugadores en el amistoso ante Inglaterra, este miércoles se conoció que Obi Mikel le pidió a la Federación de Fútbol de Nigeria que aparte a Onazi del plantel.

En la derrota en el amistoso ante Inglaterra, que se jugó el pasado 2 de junio, una discusión acalorada pudrió la relación entre ambos jugadores. Obi Mikel le reclamó a Onazi por su bajo desempeño ante Inglaterra, lo que provocó la respuesta del mediocampista de Trabzonspor de Turquía y un intenso cruce de palabras ante la vista del entrenador Gernot Rohr

Sin embargo, a pesar de que la ausencia de Onazi en el último choque contra República Checa alimentó los rumores, el propio jugador se encargó de desmentir toda la pelea en una conferencia de prensa.

"Me llevo bien con él. Es nuestro capitán, nuestro líder. Todos hemos crecido juntos y yo lo he admirado desde que comencé mi carrera. Él ha sido de los primeros que empezó a animarme por las duras críticas que recibí tras el partido contra Inglaterra".

Pero, según varios medios nigerianos, la relación está en su peor momento. "Con lo que pasó, Onazi dejó de uno de los capitanes de las Super Águilas a partir de ahora", manifestaron desde el entorno del seleccionado.

Tal fue la ruptura entre los compañeros, que, debido a la actitud de Onazi en el plantel, Mikel ha pedido que se aparte al jugador del plantel, algo que la Federación de Fútbol de Nigeria rechazó ya que considera que la mitad del plantel son leales a él.

A tres días del debut mundialista frente al elenco croata, en Nigeria las cosas no pueden estar peor y esperan que la pelea entre sus capitanes no repercuta en sus planes para pasar a la siguiente fase.