Lionel Messi se siente "renovado" en la Selección Argentina. Queda la sensación de que dejó de sufrir y que en la actualidad disfruta de vestir la camiseta. Por estos tiempos no sólo es el líder futbolístico sino también el referente extradeportivo: juega bien, pero también se involucra con otros aspectos que antes no lo hacía.

Habla con sus compañeros, con el árbitro e inclusive con los rivales, tal como ocurrió en la semifinal ante Colombia. Sin ir más lejos, llamó la atención su reacción contra Yerry Mina, ex compañero en Barcelona.

"Bailá ahora, bailá ahora", le gritó en reiteradas ocasiones al defensor cafetero. Si bien cuando compartieron vestuario en España generaron un buen vínculo, a La Pulga no le habría gustado la manera de festejar (con bailecito) del colombiano en la tanda de penales ante Uruguay, donde juega su amigo Luis Suárez.

La reacción del rosarino, a su vez, generó una revolución del otro lado del charco, donde en las redes sociales fue tendencia "bailá ahora".  

Comentarios