Rusia es la cenicienta del Mundial y, en el duelo ante España, aspira a poder dar el gran batacazo. En ese sentido, el delantero Artem Dzyuba tuvo una peculiar comparación.

"El partido con España será como una pelea de boxeo entre un púgil joven y descarado y un maestro experimentado", explicó, para de inmediato agregar: "España es un equipo de primera con jugadores del Real Madrid y el Barcelona. Eso lo dice todo, pero nosotros tenemos que jugar unidos: esa es la clave del éxito".

"Tenemos que tener paciencia y esperar a sus errores. Y luego aprovechar nuestras ocasiones. Queremos obrar el pequeño milagro y enorgullecer a todo el país", sentenció.

Comentarios