El que ríe último, ríe mejor... 

"Si Inglaterra gana, yo te pago una cena en cualquier sitio del mundo donde quieras pero si gana Suecia tú me regalas lo que yo quiera de Ikea (una famosa tienda de muebles y decoración) ¿ok?", publicó el sueco en su Intagram.

 
Entonces, comenzó un divertido intercambio en las historias de Instagram de ambos.  "Si Suecia gana, te llevaré personalmente a Ikea a comprar lo que necesites para tu nueva mansión en Los Ángeles. Pero si Inglaterra gana quiero que vayas a ver un partido de Inglaterra a Wembley y te pongas una camiseta de mi selección y comas unos fish and chips (pescado y papas) en el entretiempo", replicó el Beckham, a lo que Ibrahimovic respondió: "Tenemos un trato".

Y mientras Zlatan ya se imaginaba comprando, Beckham pedía por favor un triunfo del seleccionado inglés para no tener que cumplir con el deseo del sueco. 

 Y con el triunfo consumado, el ex mediocampista le dedicó un posteo.

Comentarios