El entrenador de Islandia, Heimir Hallgrimsson, equipo que empató por el grupo D con Argentina 1-1, reconoció en conferencia de prensa que su equipo "aparcará el autobús" frente al arco ante Nigeria el viernes venidero y demostró conformismo con la posibilidad de empatar.

"Es un juego obligatorio para los nigerianos por lo que se hará un poco técnico" teniendo en cuenta que es el único conjunto de la zona que perdió en la primera jornada (2-0 ante Croacia) por lo que "tendrá que ganar".

"Un empate estará bien para nosotros quedando al menos una oportunidad en el último juego", explico el entrenador, quien reconoció además creer que allí se definirán los clasificados a la próxima instancia.

"Este grupo se decidirá en el último minuto reducido a algunos márgenes como una pieza establecida o un gol en tiempo extra", concluyó quien dirige al equipo que ocupa el ranking 22 de FIFA y vive su primera presentación en mundiales.