No cayó del todo bien en la comunidad israelí la cancelación del amistoso ante Israel. Por eso, en las últimas horas, se conoció un comunicado de la Delegación de Asociaciones Israelitas Argentinas (DAIA), en donde lamenta la cancelación del partido que iban a disputar la Selección y el elenco local en Jerusalén.

 

 

En el escrito, firmado por Alberto Indij (presidente de la ONG), se señala que la cancelación del amistoso generó "tristeza e indignación" y le pidió una reunión al presidente Claudio Tapia para transmitirle "los valores que hoy tratan de erguirse en todo el mundo civilizado frente a la amenaza de los grupos extremistas".

 

 

Por otra parte, el mandatario remarcó que con la cancelación del viaje de la selección a Israel previo al Mundial "no solo se perdió la oportunidad de que dos países amigos ofrezcan un espectáculo en paz", sino que la decisión "nos ha debilitado profundamente como Nación".

 

 

En tanto, habló sobre la acusación acerca de que Lionel Messi y el resto del plantel del seleccionado cedió ante la presión terrorista. "La suspensión de este partido amistoso entre Argentina e Israel no fue siquiera una negociación con un grupo de violentos extremistas. Fue, directamente, una capitulación", aseguró.