Tite, entrenador del seleccionado brasileño de fútbol, reconoció no sentirse "feliz" tras el empate 1 a 1 de Brasil en el debut de esta tarde ante Suiza, por la primera jornada del Grupo E del Mundial de Rusia 2018. 

"No estoy feliz con el resultado. La ansiedad nos golpeó duro. No encontramos la manera de concretar oportunidades que parecían claras y debimos ser más precisos", declaró el DT en rueda de prensa luego del partido desarrollado en la ciudad de Rostov. 

Además, hizo referencia a la polémica en el gol del empate de Suiza en el que el mediocampista Steven Zuber empujó al defensor Miranda antes de impactar de cabeza la pelota que terminó dentro de la red. 

"La jugada de Miranda es muy clara, muy limpia. No estoy aquí justificando el resultado", apuntó el DT de Brasil.

"No hay que presionar al arbitraje. Hay todo un proceso, una sistematización, hay personas que valoran, no puedo traer un equipo desequilibrado que solo piensa en el arbitraje", añadió al respecto.

"Recibimos seis goles en veintidós partidos. El balón parado en la Copa del Mundo ronda el 45 por ciento de los goles. De este gol de hoy no acepto observaciones en cuanto a la posición de los jugadores, porque resultó de una falta", continuó el técnico brasileño. 

Por último, Tite habló sobre el desempeño de su equipo durante en la segunda etapa del partido en el que Suiza logró la igualdad definitiva. 

"En el descanso corregimos algunas posiciones, intentamos tener una salida más adelantada, pero durante el partido Suiza creció a partir del gol. Después equilibramos y volvimos a elevar la presión, pero la ansiedad fue enorme", concluyó.