Luego de confirmarse la cancelación del amistoso ante Israel por amenazas, el que salió con los tapones de punta fue Claudio Tapia. En una conferencia de prensa donde no aceptó preguntas, el presidente de la AFA justificó su accionar por no disputar el partido que se debía jugar el próximo sábado y disparó contra aquellos que trataron de ignorantes a los dirigentes de la casa madre del fútbol argentino. "Los que nos tratan de ignorantes nos subestiman. Es un conflicto que lleva 70 años. Lo vivido en las últimas 72 horas nos han llevado a tomar la decisión de no viajar. Mi responsabilidad es la de bregar por la salud, integridad física y la seguridad de toda la delegación", expresó.

En tanto, también aprovechó la ocasión para pedir disculpas a los argentinos que viven en el país asíatico. "Quiero pedir disculpas a todos los argentinos que viven en la comunidad israelí, a aquellos a los chicos de diferentes religiones que iban a ser parte de las acciones que se iban a realizar como un aporte para la paz mundial", manifestó.

Por otra parte, Tapia habló de cual era el objetivo del amistoso. "El fútbol no es más que un juego, un deporte que trasciende fronteras, que tiene que ser entendido como un deporte, como algo que dura 90 minutos, con algo que no tiene nada que ver con la violencia", explicó.