Kasper Schemeichel, hijo del mítico portero danés de Manchester United Peter Schemeichel, batió ante Perú el récord de imbatibilidad en la portería danesa que ostentaba hasta ahora su padre. Kasper suma ya 534 minutos sin recibir ningún gol tras mantener su valla invicta en el partido ante los incaicos que fue su debut mundialista. Peter dejó la marca en 470 minutos.

Kasper, sin embargo, nunca llegará a la leyenda que ha sido su padre. Con 31 años, el portero danés ha desarrollado casi toda su carrera en Inglaterra, sin terminar de asentarse hasta que en 2011 fichó por Leicester City. Con Ranieri ganó la Premier haciendo una gran temporada. Allí encontró la estabilidad que necesitaba para asentarse también en la selección. Con Dinamarca jugó 36 partidos tras debutar en 2013. Sin embargo, recién en marzo de 2015 se asentó como titular en la selección danesa. Ante Perú fue su debut en una gran cita, tras no haber podido jugar ninguna Eurocopa.

Su actuación ante la selección peruana fue de lo más destacado de Dinamarca e, incluso, tuvo un penal en contra que Cristian Cueva falló. Esos 90 minutos le valieron para superar el récord de su padre. Kasper no recibe ningún gol desde que en el minuto 6 del partido ante Irlanda de la vuelta de la clasificación Duffy marcó. Era el 1-0, pero Dinamarca remontó para conseguir su plaza en el Mundial, venciendo 5 a 1.

Desde entonces, ni Panamá, Chile, México ni Suecia consiguieron batirle en los amistosos previos a la cita mundialista y Perú en el encuentro del debut. Kasper quiere seguir agrandando su figura y ante Australia tiene otra oportunidad de seguir haciendo historia.