A los 30 minutos del primer tiempo, la alarma comenzó a sonar en todo Colombia. Es que James Rodríguez, quizá el mejor jugador que tienen en el presente, pidió el cambio en el encuentro ante Senegal.

El astro de Bayern Munich se fue lesionado, y aunque aparentemente caminaba bien, pero de forma lenta, la molestia podría haber sido en el gemelo izquierdo, una dolencia que lo tuvo a maltraer durante el Mundial.

En las próximas horas le harán estudios para determinar la gravedad de la dolencia y saber si podrá estar en el cruce de octavos de final.