El vicepresidente de la Federación Israelí de fútbol, Rotem Kamer, demandará a la FederaciónPalestina ante la FIFA tras la suspensión del amistoso entre la Selección Argentina y la israelí. 

"Nos enfrentamos a un acto de terrorismo futbolístico por parte de la Federación de fútbol palestina y de su presidente. No se trata simplemente de otro discurso más ante el congreso (de la FIFA) o de una propuesta más en la agenda, sino de amenazas contra los jugadores que vienen a Israel", dijo ante la prensa Kamer.

"Se le dice al mundo árabe que quemen la camiseta de Messi, se amenaza a las familias de los jugadores", añadió haciendo referencia al presidente de la Federación  Palestina, Jibril Rajub, quien el martes instó a quemar la camiseta de Lionel Messi si jugaba el amistoso del sábado.