El 21 de junio es muy especial. En esa fecha, a la Argentina siempre le fue muy bien en mundiales. 

Los jamaiquinos también fueron víctimas del gran Batistuta.
Por Diego Rodia
@drodia1971

Es cierto que los más gloriosos son el 25 y el 29. El primero por tratarse de la fecha del primer título mundial ganado por la Argentina hace 40 años y el otro, el momento en que Diego le mostró la Copa a un México hostil hace 32. De todas maneras, hay otros días del calendario Rusia. El deseo es que la tendencia se mantenga hoy en el duelo frente a Croacia. Esto tiene de junio que son buenos para nuestro fútbol, a nivel selecciones. Uno es el 21, día que coincide con el partido que debe marcar un punto de inflexión en el equipo de Sampaoli en que ver con un dato estadístico que nos hace un hermoso guiño: en la historia de los mundiales, a Argentina le fue bien los 21 de junio. Demasiado, diríamos. Es que en esa fecha jugó en cinco oportunidades, con cuatro victorias, tres de ellas por goleada, y un empate que tuvo sabor a triunfo. Pero es mejor ir por partes.

Argentina 1978

6-0 a Perú: El equipo dirigido por entonces por César Luis Menotti llegó a la fecha final del Grupo B de la segunda ronda igualado en puntos con Brasil pero abajo en la diferencia de gol (+3 contra +2). Para colmo, el Scratch, que jugó desde las 16.45 en el Malvinas Argentinas de Mendoza, superó a Polonia por 3-1 sacando una ventaja de +5. Es decir que Argentina, que arrancaba su partido ante los incaicos desde las 19.30, debía imponerse por cuatro tantos para avanzar a la final. Hasta el día de hoy y especialmente cada vez que se ven las caras estas selecciones, sale a la luz este partido inolvidable. Si bien Argentina lo ganó con comodidad, hasta los 20 minutos del primer tiempo, la pasó muy mal. Pero después llegó la avalancha de goles: Mario Kempes, Alberto Tarantini, nuevamente el Matador, Leopoldo Luque, René Houseman y una vez más Luque, redondearon la media docena.

Estados Unidos 1994
4-0 a Grecia: La selección llegaba con el rótulo de candidata, con un Diego Maradona que volvía a sentirse jugador tras un doloroso retiro. Esa sensación quedó ratificada en el debut con una tremenda paliza a los helénicos con triplete de Batistuta y uno de Diego.

Francia 1998

5-0 a Jamaica: Tras un éxito apretado con los japoneses, llegó un categórico triunfo ante los centroamericanos, sin dudas los más débiles de la zona. Otra vez "Bati" se despachó con tres goles, aunque los dos primeros estuvieron a cargo de un inspiradísimo Ariel Ortega. Casualmente, luego vendría el único antecendente argentino frente al rival de este jueves (Croacia), donde hubo victoria nacional.



Alemania 2006

0-0 con Holanda: Es cierto que acá no hubo triunfo, pero el reparto fue suficiente para ganar la zona por diferencia de goles sobre el rival de esa tarde. Fue un partido parejo, de alternativas cambiantes pero con escasas situaciones frente a los arcos.

Brasil 2014

1-0 sobre Irán: Se jugaba el descuento. Argentina la había pasado muy mal. Pero estando Messi, se puede esperar que frote la lámpara hasta en el momento menos esperado. Cuando los iraníes se aprestaban a celebrar una histórica igualdad, La Pulga tomó la pelota en posición de número 8, eludió a dos rivales y definió con un zurdazo cruzado.

Todo esto ocurrió en mundiales los días 21 de junio. En todos los casos Argentina se retiró victorioso o, en el caso del juego en Alemania, con la satisfacción del deber cumplido. Hay que aferrarse a esta fecha que nos supo hacer un guiño. Que el comienzo del invierno sea como es habitual. Frío pero con alegría.