Varios hinchas argentinos se hicieron presentes en el hotel de Kazan donde el seleccionado descansa antes del partido con Francia. 

Los gritos y cánticos de la gente hicieron que Nahuel Guzmán se asomara por la ventana de la habitación para agitar junto a los hinchas. 

Comentarios